10 trucos para vender en Instagram en 2019

Con el paso de los años, vender en Instagram se convierte en una faceta algo compleja para aquellos que no estén familiarizados con esta red social. Instagram es la red social preferida entre los jóvenes, sustituyendo a Facebook como opción primordial o principal. Posiblemente, ya hayáis leído varios artículos sobre esto, pero os traemos varios trucos nuevos actualizados a este año, los 10 trucos para vender en Instagram en 2019.

1.- Fotos artísticas

Instagram es una red social visual, lo que nos exige que la presentación de los productos que subimos en modo de publicación debe ser lo más rigurosa posible. Aquí entran muchas cosas en juego, pero, especialmente, la fotografía o reportaje del producto que vamos a promocionar (porque subir una publicación con un producto es promocionarlo).
Hay un estudio reciente de Instagram que asegura que el 80% de los usuarios empiezan a seguir a una marca desde que ve sus productos en Instagram. Así que, llenad de fotos artísticas vuestro feed o muro.

2.- Llama la atención

No sólo tenemos que cuidar la foto artística o la calidad de la foto, sino que tenemos que llamar la atención con ella para conseguir esos seguidores que tanto ansiamos. Es verdad que tenemos 2000 caracteres disponibles para usar, pero eso no va a llamar la atención; lo que va a llamar la atención es la presentación rompedora de algún artículo.
Por tanto, ya sabéis, si queremos obtener la atención de los ojos del que mira, tendremos que impactarles ¿Cómo? Normalmente, tirando de ingenio, pero también nos sirve ir contra el mundo ¿Qué opináis?

3.- Guarda un sitio a “comparte en Instagram” en la tienda online

Las tiendas online suelen tener la misma organización: home, hombre, mujer (si es moda), marcas, etc. Estaría bien crear un apartado en el que se haga referencia a nuestra actividad en Instagram e incitemos al cliente a que postee alguna foto con nuestro producto en dicha red social. En un visto y no visto, tendremos un feed más que potente lleno de fotos de clientes con nuestro producto ¡Publicidad gratis!
Parece una tontería, pero aquellos que utilizan ordenador y teléfono, puede que decidan compartir una fotito de su “outfit” con nuestro reloj, o nuestras gafas de sol.

4.- Muestras gratis

Realmente, en este mundo no hay nada gratis, salvo el aire o el mar. Si damos muestras gratuitas a ciertos influencers o a usuarios que sean fieles a la marca, podemos darle difusión a nuestros productos porque ponemos nuestra existencia al alcance de todos.
Lo que nos importa es que nos etiqueten o mencionen en alguna foto que compartan para que la gente sepa de qué marca es ese artículo o dónde deben de ir si quieren comprarlo. Decorad las stories con gifs, emoticonos, fotos; con cualquier cosa que llame la atención del consumidor.

5.- Utiliza las alertas

Sabemos que en Instagram coexisten millones de marcas diariamente, por lo que los followers pueden no dar abasto. Esto provoca que haya una actualización, una publicación nueva o cualquier contenido reciente cada segundo, lo que puede convertirse en un caos.
Por otro lado, existe un modo de mantener a nuestro cliente al tanto de nuestras ofertas, y esto es gracias a las alertas. El usuario recibirá una notificación de que hemos subido una nueva publicación.

6.- Comparte historias

Estaría bien promocionarnos a través de los testimonios de clientes reales que han utilizado nuestros productos y están más que satisfechos. Esto, al fin y al cabo, es una reseña positiva total, pero el marketing va mucho más allá, lo que hace que estemos promocionando sin parar.
Pues bien, si compartimos historias con nuestros followers conseguimos acaparar su atención, como, también, su confianza porque ven un relato real.

7.- Desarrolla un estilo

Existen marcas que tienen un estilo determinado a la hora de presentar productos, siendo algo característico y que llama la atención al usuario. No hace falta mucha parafernalia, simplemente basta con presentar tus productos en un fondo blanco y de una manera determinada, como puede ser con los accesorios a juego, por ejemplo.
Al final, todo se resume a estrujarse la cabeza para crear ideas que ayuden a vender un producto en Instagram.

8.- Mantenles actualizados

En el caso de que tengamos ofertas diarias, es conveniente que se lo hagamos saber a nuestra audiencia para que conozcan todo lo relativo a ello. Instagram ha funcionado como un trampolín a aquellos comercios físicos pequeños que han hecho mucho hincapié en lo que estamos diciendo: alertar a los seguidores de la oferta del día o, incluso, de la de mañana.
Quizás, les ofrezcamos la oferta que ellos andan buscando y que nosotros no sabíamos que querían ¿Quién sabe? Al fin y al cabo, la vida es cuestión de azar; de estar en el momento oportuno y en el lugar idóneo.

9.- Organiza las stories

Como ya sabéis, ahora es posible crear álbumes de stories, los cuales se pueden ver en nuestro perfil. De este modo, conseguimos ordenar u organizar todo el contenido que hemos publicado durante nuestra actividad y dirigir al usuario a lo que viene buscando: comida, viajes, experiencias, etc. No está de más que organicéis el contenido adecuadamente para evitar que el usuario pierda el tiempo.
Dependiendo de lo que vendamos u ofrezcamos, podremos organizar todo de una forma u otra; el tema aquí, es que os metáis en las stories y organicéis bien todo lo que habéis publicado.

10.- Influencers

Para terminar, podemos contactar con aquellos que sepan movilizar a las masas y que cuenten con miles o millones de seguidores en sus cuentas. Se trata de dar un producto a una persona para que le haga una review y a cambio nosotros le pagamos o bien dándole el producto, o dándole el producto y pagándole sus servicios.
¿Qué recibimos a cambio? Lograr impactar a muchísimos usuarios de una sola vez, a través de unas pocas publicaciones, algo que nos costaría Dios y ayuda haciéndolo en solitario ¿Quién sabe? A lo mejor, creas una fan base sólo con hacerlo.